¿Quién creó esta terapia?

La Terapia Craneosacral fue desarrollada por el médico osteópata John Upledger, siguiendo una profunda investigación y estudios médicos desde 1975 hasta 1983 en la Universidad del Estado de Michigan, donde trabajaba como investigador clínico y profesor de Biomecánica.

 

¿Cómo es una sesión?

Una sesión generalmente se lleva a cabo en un lugar tranquilo y privado. Se te recomienda usar ropa holgada y cómoda. Lo único que tienes que quitarte son los zapatos, porque te acostarás sobre una mesa para masajes. Mientras, el terapeuta estará de pie y durante la sesión estará tratando tu cabeza, torso o pies.

 

¿Qué experimentas durante la sesión?

Las experiencias durante una sesión de craneosacral son tan individuales y particulares como lo es cada persona. A veces podrás relajarte y hasta dormirte. Otras hablarás mucho, tal vez recordando memorias o expresando emociones. Otras veces permanecerás quieta durante toda la sesión, casi sin notar lo que hace el terapeuta. Otras tendrás sensaciones en todo el cuerpo. En algunas sesiones, el terapeuta sostiene tus piernas, brazos o columna para facilitar la liberación de la tensión acumulada. Durante esta liberación, tal vez recuerdes circunstancias alrededor de un shock, trauma o lesión pasados. La terapia ayuda a tu cuerpo a sanar este malfuncionamiento.

 

¿Qué pasa después de la sesión?

También los resultados después de una sesión varían. Tu estado de relajamiento puede causar que duermas más horas. También puedes experimentar un aumento de energía. Recién terminada la sesión, pueden disminuirte o aumentarte algunos dolores, o pueden desarrollarse gradualmente unos días después de la sesión. Como la terapia craneosacral ayuda al cuerpo a iniciar su propia sanación natural, es normal que este proceso continúe por algunas semanas después de la sesión. Algunas personas pueden experimentar una fase de reorganización, porque el cuerpo se adapta para soltar los patrones que llevaban mucho tiempo comprimidos y que fueron liberados.

 

¿El paciente siente dolor con la presión de las manos?

Generalmente no, la presión que se usa en esta terapia es una de las más suaves, utilizando aproximadamente cinco gramos de presión, y si el paciente llega a sentir dolor es por la liberación de restricciones.

 

¿Es un masaje?

No, la Terapia Craneosacral no es un masaje, es una terapia de sanación y va más allá de un masaje de liberación de estrés. Mediante la terapia se liberan restricciones mucho más profundas mientras que los masajes se enfocan en liberar la tensión superficial.

 

¿Qué puede sentir una persona durante una sesión?

Las sensaciones que tienen las personas en las sesiones son muy variables. Hay quienes se relajan completamente y se duermen a lo largo de toda la sesión. Otros van sintiendo las vibraciones en forma de movimientos involuntarios o palpitaciones. Puede haber pequeños dolores. También hay personas que se van relajando por partes.

 

¿A qué edad se puede empezar a tomar una terapia de éstas?

En esta terapia no hay restricciones de edad, la puede tomar desde un recién nacido hasta una persona de la tercera edad y todos se pueden beneficiar, porque todos tenemos en algún momento alguna restricción en el cuerpo, y el toque al ser tan suave no presenta ningún problema para ninguna persona.